8 Minutos

Editado clínicamente y revisado por THE BALANCE Equipo
Hecho verificado

Un trauma es una respuesta de los seres humanos a un evento aterrador o impactante que es demasiado difícil de procesar o comprender. Los traumas pueden ser causados ​​por una amplia variedad de eventos, como accidentes, violencia, abuso, violación, guerra, desastres naturales o cualquier otra situación en la que te puedas sentir en peligro de muerte o de sufrir un daño grave. 

Los traumas pueden afectar tanto a la mente como al cuerpo y pueden tener un impacto duradero en la forma en toda tu vida y la forma en que te relacionas con los demás..

Los profesionales pueden clasificar a los traumas como agudos o crónicos, dependiendo de la naturaleza y de la intensidad del evento que se haya producido. Los traumas agudos, por un lado, son eventos traumáticos que ocurren de manera súbita y que son generalmente más intensos. Los traumas crónicos son eventos traumáticos que ocurren de manera recurrente o que son prolongados en el tiempo.

En este artículo, te contamos exactamente qué son los traumas, cómo identificarlos y qué hacer al respecto. 

¿Qué son los traumas

Tal vez te estés preguntando cómo saber si tengo un trauma o si alguna persona querida está pasando por ese momento. Existen algunos signos y síntomas comunes que pueden indicar que has sufrido trauma. Te dejamos aquí algunos ejemplos de traumas y sus síntomas:

  • Pensamientos obsesivos o recurrentes acerca del evento que has sufrido,
  • Pesadillas o sueños relacionados a aquello que te traumó;
  • Evitar situaciones o actividades que te recuerden este evento;
  • Sentir angustia o tristeza repentinas; 
  • Tener depresión o estrés postraumatico; 
  • Dificultad para sentir emociones o para tener relaciones cercanas con otras personas;
  • Tener cambios en los hábitos de sueño o en el apetito;
  • Dificultad para concentrarse o para tomar decisiones;
  • Irritabilidad, facilidad para enojarse o dificultad para controlar la ira; 
  • Hipervigilancia o síntomas de alerta exagerados, sin razón aparente; 
  • Dificultad para relajarse o para disfrutar de actividades que antes eran placenteras.

Si estás experimentando alguno de estos síntomas de manera persistente o si simplemente sospechas que esto te puede estar sucediendo, es posible que hayas sufrido un trauma y podría ser útil hablar con un profesional de la salud mental. Un terapeuta o un psiquiatra puede ayudarte a evaluar tus síntomas y a encontrar maneras de afrontar y superar este momento difícil. 

Ahora veamos algunos ejemplos de traumas para que puedas entender mejor el asunto: .

Ejemplos de traumas

Como ya te contábamos anteriormente, un evento traumático es cualquier experiencia que causa daño físico o emocional y que se pueden prolongar en el tiempo. Los eventos traumáticos pueden incluir una amplia variedad de experiencias, como accidentes, violencia, abuso, violación, guerra, desastres naturales o cualquier otra situación en la que se sienta una persona en peligro de muerte o de sufrir daño grave.

Algunos ejemplos de eventos traumáticos comunes son:

  • Accidentes de tráfico, como accidentes de coche, motocicleta, bicicleta o incluso como peatón.
  • Atracos, como robos a mano armada o secuestros
  • Abuso, incluyendo abuso físico, sexual o emocional y especialmente si viene de un ser querido o un familiar. 
  • Violencia, como la violencia doméstica, violencia en las calles o violencia política o religiosa
  • Desastres naturales, terremotos, inundaciones, incendios forestales, huracanes.
  • Guerra, incluyendo combate, bombardeos o secuestros
  • Muerte o pérdida de un ser querido, debido a una enfermedad, un accidente o un suicidio
  • Trauma médico, incluyendo cirugías, diagnósticos de enfermedades graves o procedimientos médicos invasivos
  • Violación o agresión sexuall

Es importante tener en cuenta que no todas las personas reaccionan de la misma manera a un evento traumático. También es posible que algunas personas no experimenten síntomas de trauma inmediatamente después de sufrir el evento, sino que estos pueden aparecer semanas o incluso meses después.

Existen varios tipos de traumas psicológicos, dependiendo de la naturaleza y de la intensidad del evento traumático y de cómo la persona lo experimenta y lo procesa. Algunos de los tipos más comunes de traumas psicológicos incluyen:

  • Trauma agudo, que ocurre de manera súbita y que es generalmente más intenso. Los traumas agudos pueden incluir desastres naturales, accidentes graves, violencia o agresión sexual. Los síntomas suelen aparecer inmediatamente después del evento y pueden incluir ansiedad, miedo, estrés y problemas para concentrarse.
  • Trauma crónico, se refiere a eventos traumáticos que ocurren de manera recurrente o que son prolongados en el tiempo. Los traumas crónicos pueden incluir abuso físico o sexual a lo largo de un período prolongado de tiempo o vivir en un entorno peligroso o violento. Los síntomas de trauma crónico pueden incluir depresión, ansiedad, problemas de autoestima y dificultad para relacionarse con otras personas.
  • Trauma por estrés postraumático (TEPT): se refiere a un trastorno que puede ocurrir después de haber sufrido un evento traumático. Los síntomas del TEPT incluyen pensamientos obsesivos o recurrentes, pesadillas, depresión y cambios en el comportamiento. El TEPT puede afectar a la capacidad de la persona para llevar una vida normal y puede requerir tratamiento a largo plazo.
  • Trauma de la infancia: se refiere a los traumas que ocurren durante la infancia y que pueden afectar el desarrollo psicológico y emocional de una persona. Los traumas de la infancia pueden incluir abuso físico o sexual, negligencia o vivir en un entorno peligroso o violento. Los síntomas de trauma de la infancia pueden incluir problemas para relacionarse con otras personas, dificultad para controlar las emociones, dificultad para aprender y problemas de conducta en los niños.

En todos los casos, es muy importante consultar con un especialista que pueda hacer un diagnóstico preciso y buscar una solución efectiva al problema del trauma. 

FAQs

CONSIGUE AYUDA AHORA

Comuníquese con nosotros para hablar con uno de nuestros especialistas. Queremos entender sus problemas para recomendarle cómo nuestro programa de tratamiento residencial personalizado podría ayudarlo.

Un método único

Un concepto exitoso y probado que se enfoca en las causas subyacentes
SOLO UN CLIENTE A LA VEZ
PRIVACIDAD Y DISCRECIÓN
CHEQUEO INTEGRAL
UN PROGRAMA A TU MEDIDA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS CAUSAS FUNDAMENTALES
RESTAURACIÓN BIOQUÍMICA
ENFOQUE HOLÍSTICO
TERAPIAS BASADAS EN LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS
ASESOR RESIDENTE 24/7
INSTALACIÓN PRIVADA DE LUJO
CHEF PERSONAL Y PLAN DE DIETA

ENFOQUE DURADERO

0 Antes

Enviar solicitud de admisión

0 Antes

Establecer objetivos de tratamiento

1 semana

Evaluaciones integrales y desintoxicación.

1-4 semana

Terapia física y mental continua.

4 semana

Terapia Familiar

5-8 semana

Sesiones de seguimiento post-tratamiento

12+ semana

Actualizar Visitas

Acreditaciones y Medios

 
Focus
SMGP
Somatic Experience
ssaamp
TAA
SSP
DeluxeMallorca
BusinessInsider
ProSieben
Sat1
SEMES
Taff
TechTimes
HighLife
Views
abcMallorca
LuxuryLife
The Times
The Standard
The Stylist
MEG
British Psychology Society
PsychologyToday
COMIB
COPAO
EMDR
EPA
FMH
ifaf
institute de terapie neural
AMF
NeuroCademy
NeuroCare
OGVT
pro mesotherapie
Psychreg
red GDPS
WPA
SFGU