5 Minutos

Editado clínicamente y revisado por THE BALANCE Equipo
Hecho verificado

Cuando alguien cercano a usted tiene una enfermedad mental, es difícil saber qué decir, y no importa cuán buenas sean sus intenciones, algunas sugerencias o comentarios pueden hacer más daño que bien. Entonces, aquí te contamos algunas de las cosas que es mejor no decir a alguien con depresión, y las razones por las cuales es mejor evitarlo.

Cuando le dices a alguien que simplemente se deshaga de su depresión, trivializas su condición y niegas su dolor. Para las personas con depresión, “animarse” a hacer algo nuevo o incluso a salir de la cama no es una tarea sencilla, y es importante reconocer que probablemente ellos también deseen poder hacerlo. 

En vez de decirle que ya no se sienta deprimido, puedes lamentar que la persona no se sienta bien y preguntar qué puedes hacer para ayudar. 

Decirle a alguien que la tristeza y la desmotivación están “en su cabeza” minimiza el hecho de que la depresión es una condición de salud grave y la reduce a algo que puede solucionarse simplemente cambiando sus hábitos de pensamiento. Durante la depresión, hay un desequilibrio de químicos y eso muchas veces sólo se puede solucionar con terapia y medicación. 

Entonces, es mejor decirle que intentarás entender su enfermedad e investigar a ver qué puedes hacer para ser su apoyo en este momento. 

Las personas con depresión son conscientes de que la vida no es justa y que lo que sienten en este momento no siempre es real, pero no pueden hacer nada para evitarlo. Recordarles este hecho no les ayuda a sobrellevar su enfermedad. En su lugar, puedes intentar decirles que puedes ver lo mucho que esta persona está luchando y que realmente lo admiras o lo respetas por superar todo esto.

Es cierto que tal vez la tristeza que una persona deprimida tiene en un momento no se pueda comparar con su situación personal. Pero esto no cambia el hecho de que la persona con la que estás hablando todavía está pasando por un momento emocionalmente agotador. Decirle a alguien con depresión que otras personas la tienen peor solo hará que se sienta avergonzado de sus sentimientos. Es mejor reconocer que tu ser querido está pasando por un momento difícil y que sus sentimientos son totalmente válidos.

¿Hay alguien en tu vida que sufre de una enfermedad mental? Lo más probable es que sí. Según la Organización Mundial de la Salud, los trastornos mentales afectan a una de cada cuatro personas, lo que equivale a 450 millones de personas en el mundo.

Si tienes un amigo o persona querida con algún problema como la depresión, puede ser difícil saber qué hacer para ayudarlo, especialmente si esa persona no quiere recibir una mano. Entonces, veamos cómo ayudar a una persona con depresión que no quiere ayuda. 

1. Aprende todo lo posible y ofrece sugerencias

En internet encontrarás muchísima información sobre esta enfermedad y qué hacer si quieres ayudar a alguien que sufre de depresión. Como tal vez ya sepas, el primer paso hacia la curación es consultar con un médico. Entonces, deberías hablar con tu ser querido y sugerirle que hable con un terapeuta para entender qué es lo que está sucediendo con su salud mental. 

2. Tómalo seriamente

No pienses que la persona simplemente está triste o desganada. Si alguien realmente tiene depresión, no es algo que se solucione haciendo algo alegre. Puede ayudar, claro, pero aún así la persona va a necesitar de ayuda profesional para mejorar realmente. Entonces, no deberías restarle importancia a la enfermedad o a los sentimientos de tu ser querido. La depresión es una enfermedad grave y que necesita de medicación y/o terapia.

3. Conviértete en un buen oyente

Cuando las personas se deprimen, a menudo se sienten muy aisladas. Pueden sentir que no tienen a nadie con quien hablar sobre sus problemas. Por ejemplo, puedes decirle a cualquiera que tienes un fuerte resfriado y obtendrás un poco de simpatía. Pero es difícil para una persona deprimida hablar sobre cómo se siente y la depresión cambia a las personas, haciéndolas incluso más solitarias que antes. 

Entonces, si quieres ayudar, debes estar ahí para tu amigo y tratar de ayudarlo a hablar sobre su enfermedad, pero no intentes ofrecer soluciones inmediatas. Tu apoyo es lo más importante que tienes para ofrecer.

4. Anímalo  a buscar ayuda

Si una persona está muy deprimida, es importante que busque asesoramiento profesional. Hay grupos de apoyo y consejeros que pueden brindarles ayuda. Una persona con depresión severa también puede necesitar tomar medicamentos para aliviar su condición. Entonces, puedes ayudar a tu ser querido al animarlo hablar con su médico. Trata de hacerle entender que la depresión es una enfermedad que se puede tratar.

5. Ofrecer ayuda práctica

Las personas deprimidas a veces descuidan las tareas cotidianas porque no tienen ánimos de hacerlas. Es posible que descubras que tu ser querido no tiene suficiente comida en su hogar o que hace mucho tiempo que no limpia. Una persona deprimida también puede tener dificultades para abrir su correo y pagar sus cuentas. 

No puedes curar la depresión de un amigo, pero puedes ofrecerle ayuda práctica. Si vas de compras, pregúntale a tu amigo si necesita algo. Si sabes que no está comiendo, ofrécele cocinarle una comida. Pequeñas cosas como esta pueden ser un gran consuelo para alguien con depresión.

FAQs

CONSIGUE AYUDA AHORA

Comuníquese con nosotros para hablar con uno de nuestros especialistas. Queremos entender sus problemas para recomendarle cómo nuestro programa de tratamiento residencial personalizado podría ayudarlo.

Un método único

Un concepto exitoso y probado que se enfoca en las causas subyacentes
SOLO UN CLIENTE A LA VEZ
PRIVACIDAD Y DISCRECIÓN
CHEQUEO INTEGRAL
UN PROGRAMA A TU MEDIDA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS CAUSAS FUNDAMENTALES
RESTAURACIÓN BIOQUÍMICA
ENFOQUE HOLÍSTICO
TERAPIAS BASADAS EN LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS
ASESOR RESIDENTE 24/7
INSTALACIÓN PRIVADA DE LUJO
CHEF PERSONAL Y PLAN DE DIETA

ENFOQUE DURADERO

0 Antes

Enviar solicitud de admisión

0 Antes

Establecer objetivos de tratamiento

1 semana

Evaluaciones integrales y desintoxicación.

1-4 semana

Terapia física y mental continua.

4 semana

Terapia Familiar

5-8 semana

Sesiones de seguimiento post-tratamiento

12+ semana

Actualizar Visitas

Acreditaciones y Medios

 
Focus
SMGP
Somatic Experience
ssaamp
TAA
SSP
DeluxeMallorca
BusinessInsider
ProSieben
Sat1
SEMES
Taff
TechTimes
HighLife
Views
abcMallorca
LuxuryLife
The Times
The Standard
The Stylist
MEG
British Psychology Society
PsychologyToday
COMIB
COPAO
EMDR
EPA
FMH
ifaf
institute de terapie neural
AMF
NeuroCademy
NeuroCare
OGVT
pro mesotherapie
Psychreg
red GDPS
WPA
SFGU