7 Minutos

Editado clínicamente y revisado por THE BALANCE Equipo
Hecho verificado

La distimia, también llamada trastorno depresivo persistente, es un trastorno del estado de ánimo. Está relacionado con la depresión (trastorno depresivo mayor). La diferencia entre los dos está en la cantidad de síntomas y la cantidad de tiempo que duran. Alguien diagnosticado con distimia experimentaría síntomas durante al menos dos años sin períodos de bienestar durante ese tiempo, mientras que alguien diagnosticado con trastorno depresivo mayor experimentaría muchos más síntomas durante al menos dos semanas.

En este artículo, te contamos cómo salir de la distimia, cómo se diagnostica, y qué hacer al respecto. 

Si te preguntas qué es un trastorno distimico, te dejamos aquí la definición. Existe el mito de que el trastorno distímico no es una enfermedad tan grave como el trastorno depresivo mayor, pero las investigaciones muestran que esta enfermedad, al afectar la capacidad de trabajar productivamente y disfrutar de tus pasatiempos, puede ser tan grave en el trastorno distímico como en el trastorno depresivo mayor. 

Esto sucede porque la distimia involucra una cantidad menor de síntomas que duran mucho tiempo. Por eso es que las personas comienzan a asumir que el trastorno distímico es solo parte de su personalidad en lugar de una enfermedad que puede tratarse de manera efectiva.

Hablemos ahora del trastorno distímico síntomas y cómo reconocerlos:

  • Bajo estado de ánimo, 
  • Sentimientos de desesperanza o vacío.
  • Baja autoestima
  • Irritabilidad
  • Preocupación o culpa
  • Pérdida de interés en las cosas de las que normalmente disfrutas
  • Dificultades para concentrarse o tomar decisiones
  • Cambios en el sueño (demasiado sueño o poco sueño)
  • Cambios en los hábitos alimenticios (comer demasiado o comer muy poco)
  • Fatiga
  • Retiro de los demás
  • Pensamientos de suicidio

Distimia y depresión

La depresión (y la distimia, en consecuencia) es un trastorno cerebral. No es algo de lo que puedas deshacerte así nomás, sino que es como si tuvieras un hueso roto. No es algo que no puedas dejar sin tratar. La Organización Mundial de la Salud informa que una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo es la depresión.

A pesar de la cantidad de personas que sufren de depresión y abuso de sustancias, todavía existe un estigma social asociado que impide que las personas busquen ayuda. Sienten vergüenza o temen parecer débiles, pero deberían entender que buscar ayuda es un signo de fortaleza, no de debilidad.

Las personas con distimia y depresión por sí solas tienen alrededor de un 10 por ciento de posibilidades de completar con éxito un intento de suicidio. Por esto es que es muy importante buscar acompañamiento médico para poder sobrellevar estos problemas.

Si crees que puedes tener trastorno distímico, es fundamental que busques ayuda porque la distimia se cura. Ver a un profesional de la salud mental es el primer paso para la recuperación. Por lo general, una combinación de psicoterapia y medicación conduce a mejores resultados.

Además, según un estudio que siguió a personas que sufrían distimia durante nueve años, uno de los factores más importantes de la recuperación es tener confianza en sus médicos. Esto puede significar probar diferentes terapeutas y psiquiatras hasta que encuentres el que mejor se adapte a tus necesidades.

Como ocurre con la mayoría de los trastornos de salud mental, el tratamiento de la distimia varía de una persona a otra. El tipo de tratamiento que funcione para ti dependerá de qué tan graves sean tus síntomas, qué tan dispuesto estés a trabajar en tus síntomas emocionales y otros factores.

Con respecto a la medicación, los antidepresivos son efectivos en el tratamiento de la distimia; la respuesta media para cualquier antidepresivo en un estudio de revisión fue del 55 % entre los pacientes distímicos (en comparación con una respuesta del 31 % para el placebo). Las dosis son las mismas que las utilizadas para la depresión mayor. Una revisión sistemática del tratamiento antidepresivo en la distimia sugirió que los ISRS, los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) son igualmente efectivos, pero los ISRS pueden tolerarse un poco mejor y con menos efectos secundarios.

El tratamiento médico también dependerá de si tienes otros problemas de salud, qué medicamento(s) has tomado en el pasado y cómo reacciona tu cuerpo a cada medicamento. En cuanto a otros tipos de depresión, el tratamiento de la distimia generalmente combina terapia de conversación (psicoterapia) y medicamentos. Los tipos de medicamentos utilizados para tratar la distimia suelen incluir antidepresivos. 

Ahora te comentamos sobre algunos tips prácticos para que puedas superar la distimia 

Hacer Ejercicio

Existe evidencia sustancial de que el ejercicio mejora el estado de ánimo. Esto probablemente se deba a que el ejercicio aumenta la cantidad de triptófano y serotonina en el cerebro (la hormona que nos hace sentir felices)

Si nunca hiciste ejercicio, entonces lo mejor es comenzar de a poco. Caminar o trotar tan solo 20 minutos al día, tres días a la semana, puede ser suficiente para aliviar significativamente los trastorno distímico síntomas y mejorar el estado de ánimo. El ejercicio no tiene que ser súper intenso para dar resultado.

Maneja proactivamente tu estrés

El manejo proactivo de tu estrés puede ayudar a detener los problemas antes de que comiencen. Al aliviar las fuentes de estrés, tendrás menos motivos para tener sentimientos negativos. Los desencadenantes comunes del estrés incluyen:

  • Una carga de trabajo poco realista (osea trabajar demasiado),
  • Tener muchas cargas financieras y deudas,
  • Los cambios importantes en la vida, como mudarse o tener un hijo,
  • Nuestros miedos internos, actitudes y creencias.
  • Sentir una falta de control sobre las situaciones diarias.

Una vez que sepas qué te provoca estrés, puedes desarrollar estrategias para hacerle frente. Al mejorar tus habilidades para resolver problemas y tener más pensamientos positivos, es posible que puedas reducir tu estrés y también tu distimia. 

Adopta un pasatiempo que te relaje

Dile «no» a las responsabilidades que no quieres o no necesitas en tu vida, como proyectos de trabajo extra. Trata de romper tu rutina, por ejemplo tomándote unas vacaciones. Otras ideas son: 

  • Pasar tiempo con amigos y familiares que te apoyen y te quieran.
  • Participar en servicios religiosos, si eres creyente. 
  • Hacer ejercicios de respiración para disminuir tu ritmo cardíaco.
  • Evitar situaciones que desencadenan estrés, depresión o ansiedad.
  • Evitar el alcohol y las drogas recreativas.
  • Hacer terapia

Haz actividades sociales

Si bien puedes beneficiarte al evitar momentos estresantes, como hablar en público o comprometerte demasiado con actividades innecesarias, es importante mantenerse involucrado en actividades con amigos, familiares y la comunidad. Interactuar con otros y mantenerse conectado con las personas que queremos ayuda a prevenir los síntomas de la depresión y a saber más sobre distimia y cómo superarlo.

Come para apoyar tu salud mental

Aunque la dieta por sí sola no puede curar la distimia o la depresión, puede ayudar a reducir la inflamación, mejorar el estado de ánimo y mantener tu cuerpo saludable para que puedas sobrellevar mejor el estrés. Un ejemplo es la dieta mediterránea, que fomenta el consumo de alimentos no procesados y naturales para promover la salud en todos los aspectos.

FAQs

Un método único

Un concepto exitoso y probado que se enfoca en las causas subyacentes
SOLO UN CLIENTE A LA VEZ
PRIVACIDAD Y DISCRECIÓN
CHEQUEO INTEGRAL
UN PROGRAMA A TU MEDIDA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS CAUSAS FUNDAMENTALES
RESTAURACIÓN BIOQUÍMICA
ENFOQUE HOLÍSTICO
TERAPIAS BASADAS EN LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS
ASESOR RESIDENTE 24/7
INSTALACIÓN PRIVADA DE LUJO
CHEF PERSONAL Y PLAN DE DIETA

ENFOQUE DURADERO

0 Antes

Enviar solicitud de admisión

0 Antes

Establecer objetivos de tratamiento

1 semana

Evaluaciones integrales y desintoxicación.

1-4 semana

Terapia física y mental continua.

4 semana

Terapia Familiar

5-8 semana

Sesiones de seguimiento post-tratamiento

12+ semana

Actualizar Visitas

Acreditaciones y Medios

 
AMF
British Psychology Society
PsychologyToday
COMIB
COPAO
EMDR
EPA
FMH
ifaf
institute de terapie neural
MEG
NeuroCademy
NeuroCare
OGVT
pro mesotherapie
Psychreg
red GDPS
WPA
SFGU
SEMES
SMGP
Somatic Experience
ssaamp
TAA
SSP
DeluxeMallorca
BusinessInsider
ProSieben
Sat1
Focus
Taff
TechTimes
HighLife
Views
abcMallorca
LuxuryLife