7 Minutos

Editado clínicamente y revisado por THE BALANCE Equipo
Hecho verificado

Mucho se habla hoy del déficit de atención pero ¿a qué se refiere la gente en concreto? Este es un trastorno que afecta el funcionamiento del cerebro, específicamente la concentración, el autocontrol y la capacidad de prestar atención. En el pasado, se creía que era una cosa de niños pero hoy se sabe que también afecta a muchos adultos. 

Como puedes ver, no es fácil de diagnosticar porque los síntomas son variados y a menudo se superponen con otros síntomas de salud mental. Por eso es que queremos informarte más sobre el tema, para que puedas consultar con un profesional y diagnosticar lo que sea que te esté aquejando en este momento. En este artículo, veremos los síntomas específicos y todo lo que esté asociado con el trastorno por déficit de atención.

Lo primero a responder aquí es que la hiperactividad y déficit de atención no son lo mismo. Algunas personas tendrán este trastorno y otros no. La mayoría de los casos se diagnostican en la infancia, pero es posible que se diagnostiquen en la edad adulta. El trastorno TDAHno puede desarrollarse por primera vez en adultos, pero es posible que lo haya tenido de niño y no haya sido diagnosticado.

Como ya describimos anteriormente, cada vez más personas son diagnosticadas con problemas de atención, especialmente adultos (aproximadamente un 11% de los niños y casi un 5% de adultos).

Algunas personas ven a los niños inquietos, impulsivos o que no escuchan y culpan a los padres por la falta de disciplina. La verdad aquí es que los comportamientos del TDA pueden desafiar los estilos de crianza que de otro modo serían efectivos. Los padres de niños con síndrome de déficit de atención a menudo trabajan el doble que sus compañeros padres y, a veces, tienen que aprender técnicas de crianza completamente diferentes.

Los síntomas comunes del déficit de atención incluyen:

  • No poder prestar atención
  • No poder concentrarse en tareas repetitivas
  • Olvidarse cosas
  • No poder controlar impulsos
  • Problemas con las emociones
  • Enfocarse demasiado en actividades placenteras
  • Moverse mucho

Los déficit de atención síntomas varían según el individuo. Una persona puede experimentar todos o solo algunos de los síntomas anteriores.

No existe una prueba única para diagnosticar este problema. De hecho, la presentación de los síntomas del síndrome de déficit de atención puede variar mucho de niños a adultos y entre sexos. Para realizar un diagnóstico, su médico o especialista realizará una valoración exhaustiva y luego determinará un tratamiento. 

Como te contábamos anteriormente, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad es cambiante. Hay 3 tipos principales y cada uno tiene diferentes síntomas. Aquí te los presentamos:

TDA principalmente hiperactivo-impulsivo

Como te puedes imaginar, quien es diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad pareciera que no puede parar nunca. No pueden controlar sus impulsos, se mueven y hablan todo el tiempo incluso cuando no deberían. Son impacientes e interrumpen a los demás de manera maleducada, incluso cuando no lo son. Por lo general, se diagnostican en la infancia sin complicaciones. 

TDA principalmente inatento (anteriormente ADD)

Las personas con el subtipo desatento del trastorno por déficit de atención tienen dificultad para concentrarse, terminar tareas y seguir instrucciones. Se distraen fácilmente y son olvidadizos. Pueden ser soñadores que pierden la noción del tiempo, usan demasiado los teléfonos celulares y se aburren en las conversaciones con regularidad.

Los expertos creen que muchos niños con el subtipo desatento de TDA pueden no ser diagnosticados porque no tienden a interrumpir el entorno de aprendizaje y por eso nadie se da cuenta.

TDAH de tipo principalmente combinado

Las personas con trastorno TDAH de tipo combinado muestran una combinación de todos los síntomas descritos anteriormente. Un médico diagnosticará a los pacientes con este trastorno TDAH de tipo combinado con varios tests que nombramos a continuación.

No es fácil diagnosticar el tipo de déficit de atención. Mientras que un niño puede tener ciertos comportamientos que hacen fácil darse cuenta que algo no está bien, de grande puede cambiar sus síntomas y perder la hiperactividad, por ejemplo. Es muy importante observar bien los comportamientos durante la vida para poder llegar a un diagnóstico preciso. 

Los subtipos no son una ciencia exacta, tampoco. Sólo un profesional con experiencia podrá realmente observar los síntomas para determinar el mejor tratamiento disponible para el paciente en ese momento.

El trastorno TDAH puede ser muy perjudicial para la vida diaria. Cualquier persona con este trastorno de hiperactividad mostrará un patrón persistente de falta de atención y/o hiperactividad e impulsividad. Con el tiempo, estas características pueden causar desafíos con el enfoque y la planificación.

Aquí te dejamos entonces los síntomas principales de cada subtipo de TDA, para que puedas analizarlos y consultar con un profesional teniendo un poco de conocimiento previo. No es lo mismo hacer una consulta sin tener idea de este trastorno que hacerlo de manera consciente y buscando respuestas específicas, como por ejemplo qué es la hiperactividad. 

¿Cuáles son los 9 síntomas del TDA, principalmente del tipo inatento?

  1. Puede que te sea difícil prestar la atención necesaria a los detalles ya que te aburren o directamente no los ves (aunque los demás te lo digan). También es posible que tengas algunos errores por descuidos que pueden ser evitables pero para ti no lo son.
  2. Mantener la atención en tareas o actividades repetitivas es demasiado complejo para ti, por ejemplo una conversación larga, una clase teórica o incluso juegos en caso de los niños. 
  3. Si se te habla directamente, te aburres y pareciera que no le estás prestando atención a la persona que te está hablando.
  4. Seguir instrucciones te parece aburrido, sobre todo en el contexto escolar o doméstico. Tal vez pones todo tu entusiasmo en algo pero de pronto te das cuenta que ya no le estás prestando atención. 
  5. Organizar distintas tareas puede resultar muy difícil entonces la casa o el espacio de trabajo están muy desordenados y nadie comprende dónde están las cosas. 
  6. Hacer actividades repetitivas o que requieren mucha atención no son disfrutables, incluso si se hacen con amigos. 
  7. Pierdes cosas importantes, como documentos personales, materiales que estabas utilizando para ciertas tareas, los lentes e incluso tus llaves o teléfono móvil. 
  8. Tienes problemas para no prestarle atención a cosas que no deberías, como ruidos externos que provocan insomnio. 
  9. Es casi imposible para ti acordarte de hacer los trámites como pagar las cuentas o juntarte con amigos si no te lo recuerdan. 

¿Cuáles son los 9 síntomas del TDA, principalmente del tipo hiperactivo-impulsivo?

  1. Moverse todo el tiempo incluso cuando estás sentado, como mover los dedos o los pies.
  2. Levantarse cuando deberías estar sentado y nadie más tiene problemas en hacerlo, ya sea un lugar de trabajo, el aula, etc. 
  3. En el caso de los niños, correr o jugar demasiado expresivamente todo el tiempo. 
  4. Le dificulta mucho el silencio. 
  5. Actuar de forma impulsiva y pareciera que sin pensar demasiado 
  6. Hablar demasiado cuando nadie se lo pide y decir cosas inapropiadas. 
  7. Responder preguntas que todavía nadie hizo o no dejar hablar a la otra persona con la que se tiene una conversación. 
  8. No poder esperar su turno (interrumpir a los demás).
  9. No saber pedir permiso e incomodar a otras personas, especialmente cuando es niño.

FAQs

Un método único

Un concepto exitoso y probado que se enfoca en las causas subyacentes
SOLO UN CLIENTE A LA VEZ
PRIVACIDAD Y DISCRECIÓN
CHEQUEO INTEGRAL
UN PROGRAMA A TU MEDIDA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS CAUSAS FUNDAMENTALES
RESTAURACIÓN BIOQUÍMICA
ENFOQUE HOLÍSTICO
TERAPIAS BASADAS EN LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS
ASESOR RESIDENTE 24/7
INSTALACIÓN PRIVADA DE LUJO
CHEF PERSONAL Y PLAN DE DIETA

ENFOQUE DURADERO

0 Antes

Enviar solicitud de admisión

0 Antes

Establecer objetivos de tratamiento

1 semana

Evaluaciones integrales y desintoxicación.

1-4 semana

Terapia física y mental continua.

4 semana

Terapia Familiar

5-8 semana

Sesiones de seguimiento post-tratamiento

12+ semana

Actualizar Visitas

Acreditaciones y Medios

 
AMF
British Psychology Society
PsychologyToday
COMIB
COPAO
EMDR
EPA
FMH
ifaf
institute de terapie neural
MEG
NeuroCademy
NeuroCare
OGVT
pro mesotherapie
Psychreg
red GDPS
WPA
SFGU
SEMES
SMGP
Somatic Experience
ssaamp
TAA
SSP
DeluxeMallorca
BusinessInsider
ProSieben
Sat1
Focus
Taff
TechTimes
HighLife
Views
abcMallorca
LuxuryLife