7 Minutos

Editado clínicamente y revisado por THE BALANCE Equipo
Hecho verificado

El trastorno dismórfico corporal o dismorfofobia es un trastorno de ansiedad relacionado con la imagen corporal. Está estrechamente relacionado con el trastorno obsesivo-compulsivo.

Es posible que le den un diagnóstico de dismorfofobia si:

  • Experimentas preocupaciones obsesivas sobre uno o más defectos percibidos en su apariencia física, y el defecto no puede ser visto por otros o parece muy leve.
  • Desarrollas conductas y rutinas compulsivas y repetitivas, como el uso excesivo de espejos o pellizcarte la piel, para lidiar con las preocupaciones que tienes sobre tu apariencia.
  • Experimentas una interrupción significativa en su vida diaria como resultado de estas preocupaciones y comportamientos, como evitar situaciones sociales.

La dismorfofobia puede variar en severidad de persona a persona y de día a día. Las preocupaciones sobre tu apariencia pueden hacer que sea difícil salir en público o ver a otras personas. Puede tener un impacto en tu vida laboral y en tus relaciones con otras personas.

Hablemos entonces de qué es dismorfofobia. El trastorno dismórfico corporal se caracteriza por pensamientos obsesivos sobre un defecto en una parte específica de la cara o el cuerpo que a menudo te imaginas o, si está presente, se exagera en tu mente y casi nadie lo nota. 

Los síntomas de la dismorfofobia incluyen verificar compulsivamente el defecto percibido, intentar minimizar la apariencia cubriéndolo con maquillaje o ropa, y aislamiento social para mantener el defecto en secreto. La condición afecta a casi tantos hombres como mujeres y generalmente aparece por primera vez en la adolescencia.

Los signos y síntomas del trastorno dismórfico corporal pueden variar mucho de una persona a otra. El enfoque suele estar en una parte específica del cuerpo o un defecto percibido, como lunares o pecas que se perciben como demasiado grandes o demasiado notorios. Otras áreas comunes de obsesión pueden incluir cicatrices menores, acné, vello facial, de la cabeza o del cuerpo, tamaño y forma de los genitales o los senos, tamaño de los músculos o el tamaño, la forma o la simetría de la cara u otra parte del cuerpo.

En los hombres, la dismorfia corporal a menudo toma la forma de dismorfia muscular o lo que comúnmente se conoce como “vigorexia”. Los signos y síntomas comunes de la dismorfia muscular van más allá de los esfuerzos normales de construcción del cuerpo para incluir una preocupación por la construcción de músculos, sobre entrenamiento con pesas, uso excesivo de suplementos de proteínas y, a veces, abuso de esteroides.

La dismorfofobia  también puede causar otros problemas, como:

  • Sentimientos de vergüenza, culpa o soledad.
  • Depresión o ansiedad
  • Aislarse para evitar situaciones que le causen ansiedad o malestar
  • Abuso de alcohol u otras drogas
  • Sentir que necesita procedimientos médicos innecesarios, como una cirugía estética
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • Autolesiones
  • Pensamientos suicidas

Muchas personas no buscan ayuda porque les preocupa que las personas los juzguen o piensen que son «vanidosos». Esto significa que es probable que muchas personas con dismorfofobia lo experimenten durante mucho tiempo antes de buscar ayuda.

Veamos entonces cómo superar la dismorfofobia. La dismorfofobia puede ser un poco difícil de diagnosticar, sobre todo cuando no se consulta con un profesional especializado. Luego de lograr el diagnóstico, el profesional buscará un tratamiento adecuado, como puede ser la terapia y los medicamentos que sirvan para esa persona en particular. Una opción muy popular es la  terapia cognitiva conductual es muy efectiva.

La dismorfofobia proporciona técnicas y herramientas de afrontamiento para manejar los pensamientos irracionales y los patrones de pensamiento negativos. Tu terapeuta puede ayudarte a convertir los pensamientos y comportamientos negativos en positivos. Una forma particular de esta terapia, conocida como Prevención de exposición y respuesta (ERP), a menudo se usa para tratar a personas con dismorfofobia.

La exposición implica tomar medidas para enfrentar situaciones que causan sus preocupaciones irracionales, como salir en público con la falla percibida descubierta. La prevención de respuesta te enseña: 

  • a resistir la tentación de cubrir ese defecto percibido con maquillaje o ropa, 
  • cómo dejar de buscar la tranquilidad de los demás sobre tu apariencia
  • cómo disminuir la cantidad de tiempo que pasa revisando repetidamente tu apariencia.

Si tus síntomas son inmanejables e interfieren con su vida diaria, es posible que se requiera tratamiento hospitalario en un hospital, clínica o centro de dismorfofobia tratamiento especializado.

Para aprovechar al máximo tu dismorfofobia tratamiento:

  • No te saltes ninguna sesión de terapia, incluso si no tienes ganas de hablar.
  • Toma cualquier medicamento recetado según las indicaciones y no lo dejes sin consultar a tu médico. Puedes experimentar síntomas de abstinencia si suspendes tu medicamento demasiado abruptamente y, sin él, tus síntomas pueden regresar.
  • Aprende todo lo que puedas sobre tu condición y cómo te afecta.
  • Presta atención a las señales de advertencia y aprende qué desencadena tus síntomas para que puedas discutirlos con tu terapeuta o médico.
  • Mantente físicamente activo para ayudar a mantener elevado tu estado de ánimo.
  • Evita el alcohol y las drogas que pueden interactuar con tu medicamento y empeorar tu condición

Diagnosticar esta condición no es sencillo, pero los especialistas sabrán hacerlo a través de un dismorfofobia test que sigue ciertos criterios:

  1. Preocupaciones por la apariencia

El individuo debe estar preocupado por uno o más defectos o imperfecciones inexistentes o leves en su apariencia física. La «preocupación» generalmente se operacionaliza como pensar en los defectos percibidos durante al menos una hora al día (sumando todo el tiempo que se pasa a lo largo del día). Ten en cuenta que la preocupación angustiosa o perjudicial por los defectos evidentes de la apariencia (por ejemplo, aquellos que son fácilmente perceptibles/claramente visibles a la distancia de una conversación, como la obesidad) no se diagnostica como dismorfofobia; más bien, dicha preocupación se diagnostica como “otro trastorno obsesivo-compulsivo especificado y relacionado”.

  1. Comportamientos repetitivos

Para calificar para un diagnóstico de este trastorno, el paciente debe realizar comportamientos repetitivos y compulsivos en respuesta a las preocupaciones sobre la apariencia. Estas compulsiones pueden ser conductuales y, por lo tanto, observadas por otros, por ejemplo, mirarse en el espejo, acicalarse excesivamente, pellizcarse la piel, buscar consuelo o cambiarse de ropa. 

Otras compulsiones de dismorfofobia son actos mentales, como comparar la apariencia de uno con la de otras personas.

  1. Diferenciación de un trastorno alimentario

Si las preocupaciones sobre la apariencia se centran en estar demasiado gordo o pesar demasiado, el médico debe determinar que estas preocupaciones no se explican mejor por un trastorno alimentario. Si la única preocupación sobre la apariencia del paciente se centra en el exceso de grasa o peso, y los síntomas del paciente cumplen con los criterios de diagnóstico de un trastorno alimentario, entonces se le debe diagnosticar un trastorno alimentario, no un TDC. 

Sin embargo, si no se cumplen los criterios de diagnóstico para un trastorno alimentario, entonces se puede diagnosticar el TDC, ya que las preocupaciones sobre la grasa o el peso en una persona de peso normal pueden ser un síntoma de TDC. No es raro que los pacientes tengan un trastorno alimentario, lo cual es muy importante de diagnosticar para poder buscar un dismorfofobia tratamiento adecuado.

FAQs

Un método único

Un concepto exitoso y probado que se enfoca en las causas subyacentes
SOLO UN CLIENTE A LA VEZ
PRIVACIDAD Y DISCRECIÓN
CHEQUEO INTEGRAL
UN PROGRAMA A TU MEDIDA PARA EL TRATAMIENTO DE LAS CAUSAS FUNDAMENTALES
RESTAURACIÓN BIOQUÍMICA
ENFOQUE HOLÍSTICO
TERAPIAS BASADAS EN LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS
ASESOR RESIDENTE 24/7
INSTALACIÓN PRIVADA DE LUJO
CHEF PERSONAL Y PLAN DE DIETA

ENFOQUE DURADERO

0 Antes

Enviar solicitud de admisión

0 Antes

Establecer objetivos de tratamiento

1 semana

Evaluaciones integrales y desintoxicación.

1-4 semana

Terapia física y mental continua.

4 semana

Terapia Familiar

5-8 semana

Sesiones de seguimiento post-tratamiento

12+ semana

Actualizar Visitas

Acreditaciones y Medios

 
AMF
British Psychology Society
PsychologyToday
COMIB
COPAO
EMDR
EPA
FMH
ifaf
institute de terapie neural
MEG
NeuroCademy
NeuroCare
OGVT
pro mesotherapie
Psychreg
red GDPS
WPA
SFGU
SEMES
SMGP
Somatic Experience
ssaamp
TAA
SSP
DeluxeMallorca
BusinessInsider
ProSieben
Sat1
Focus
Taff
TechTimes
HighLife
Views
abcMallorca
LuxuryLife